Trampas

La compleja situación que estamos viviendo no permite un razonamiento simple, de blanco y negro. Las cosas no son así. Nunca lo han sido, y menos ahora, que la complejidad ha superado todo lo imaginable y, además, es azuzada por intereses particulares de todo tipo, por egoísmo indecentes, y, por un continuo y excesivo bombardeo de información.

Es, en estas situaciones, cuando más alerta debemos estar si queremos realizar buenos análisis de las situaciones a la que nos enfrentamos en nuestra actividad profesional y empresarial. Estamos, más que nunca, sometidos al riesgo de caer en sesgos que nos dificultarán ver la realidad, definir bien los problemas a los que nos enfrentamos y, que parcializarán nuestro razonamiento, impidiéndonos realizar buenos análisis, llegando a conclusiones erróneas y malas decisiones.

Uno de estos sesgos es el excesivo peso que solemos dar a la primera información que recibimos, que se ancla en nuestra mente y actúa en nuestro inconsciente limitando nuestras perspectivas. De ahí, esta nueva cultura de la comunicación continua, constante y sin freno, a base de cortos mensajes, impactantes y simples, pero que trepanan nuestra mente. Si a esto le añadimos nuestra natural tendencia a resolver subconscientemente lo que queremos hacer, antes de pensar por qué lo queremos hacer y, a interesarnos más en las cosas que nos gustan, que en la que no nos gustan, nos lleva a otro sesgo, sólo buscar la información que sabemos nos reforzará en nuestra idea, y cuando no, a interpretar la información como queremos para que se corrobore nuestro pensamiento.

Para salir de esas trampas, nada mejor que ver el problema desde distintas perspectivas, no limitarnos a la primera que nos venga o, nos convenga. Buscar información y opinión variada para ampliar el marco de referencia y, ser honesto consigo mismo, asegurándose de examinar todos los datos con igual rigor.

Por último, mucho cuidado con esa predisposición a reconocer los sesgos en otras personas, pero no en nosotros mismos. Si le ocurre, oblíguese a tener una visión, no sólo crítica, también autocrítica.

Compartir:
Últimos artículos

Irse a tiempo

La retirada de Toni Kross ha generado multitud de comentarios en los medios de comunicación, todos sorprendidos con admiración de la capacidad de tomar esa

¡Hola chicos!

La relajación experimentada en las formas y tratamientos en las relaciones sociales es palpable en cualquier ámbito, ya sea en las personales o profesionales. Esta

Sin alma

Lo normal y lógico cuando se compra una empresa familiar es introducir un nuevo equipo directivo para profesionalizar la gestión, en resumen, diseñar un sistema

Unir o confrontar

“¿Por qué seguimos dirigiendo las empresas desde la confrontación interna?” Me preguntaba un alumno, trabajador cualificado y con muchas ganas de desarrollarse profesionalmente. “Si está

Send Us A Message

Ir al contenido