EMPRENDEDORES DE CASINO

inversión en empresas

La semana pasada conversando con un grupo de emprendedores, startuperos, sobre la captación de inversión, volví a percibir lo que, desde mi punto de vista, es un error frecuente y, quizás, no convenientemente corregido por los que intervenimos, de una u otra forma, en el ecosistema emprendedor. Posiblemente un alto porcentaje de ese error venga por esas influencias siliconvalleyesas que nos venden de cómo se levanta capital por una idea en una servilleta, o cómo con un buen pitch de tres minutos se te abren múltiples puertas.

Evidentemente estas noticias son muy atractivas, pero debemos asumir la responsabilidad de conectar a estos emprendedores con nuestra realidad patria y con la realidad de lo que es, en verdad, conseguir llegar a tener un negocio rentable (auténtica esencia de cualquier negocio).

Una cosa es la idea y otra cosa es el negocio. Aquella es imprescindible para comenzar la aventura de emprender, pero éste es su ejecución, para la que se requiere de la máxima energía y dedicación, de errar y volverlo a intentar, de crear la estructura idónea, de producir o servir la idea de forma excelente, mas también de comercializarla y satisfacer a los clientes, y todo generando beneficios.

La búsqueda de la financiación es una parte más del proceso, necesaria, pues será el combustible que permita ejecutar la idea, pero siendo realista, antes de encontrar ese business angels o inversor que está ansioso por invertir en nuestra extraordinaria idea habrá que demostrar, al menos, un par de cosas; una, que el negocio es rentable, que tiene, tracción, es decir, que existen clientes dispuestos a comprar, y dos, que el emprendedor también ha arriesgado lo mucho o poco tenga (un préstamo personal, sus ahorros, las tres fs).

Esta es la forma de hacer empresa, de crear ideas rentables, con todo lo que eso conlleva; retos constantes, gestionar personas, construir equipos, conquistar clientes, sufrir por la cuenta de resultados. Lo de captar inversión sin nada tangible en una primera ronda, lo de captar usuarios, aunque no sea rentable, para incrementar la valoración de una segunda ronda, es otra cosa, más un negocio financiero que construir una empresa. Quizás una nueva cultura del pelotazo.

Antonio Guerrero

Compartir:
Últimos artículos

Irse a tiempo

La retirada de Toni Kross ha generado multitud de comentarios en los medios de comunicación, todos sorprendidos con admiración de la capacidad de tomar esa

¡Hola chicos!

La relajación experimentada en las formas y tratamientos en las relaciones sociales es palpable en cualquier ámbito, ya sea en las personales o profesionales. Esta

Sin alma

Lo normal y lógico cuando se compra una empresa familiar es introducir un nuevo equipo directivo para profesionalizar la gestión, en resumen, diseñar un sistema

Unir o confrontar

“¿Por qué seguimos dirigiendo las empresas desde la confrontación interna?” Me preguntaba un alumno, trabajador cualificado y con muchas ganas de desarrollarse profesionalmente. “Si está

Send Us A Message

Ir al contenido