Elegir un futuro y avanzar hacía él: Política de empresa

Establecer políticas de empresas

Objetivos y estrategia

Para poder gestionar una empresa correctamente, es necesario establecer unas pautas que marquen la actividad diaria de la organización, por ello, es necesario crear políticas empresariales, y muy importante tener claros los objetivos de tu empresa para diseñar una política empresarial coherente que te ayude a alcanzarlos.

Diferencia entre política de empresa y estrategia.

La política de empresa debe ser entendida como una extensión de la estrategia de la compañía.

Las políticas empresariales son como el objetivo macro en el que se definen y establecen por escrito los principios y normas que representan tu filosofía empresarial. También debe ser una herramienta de gestión que te ayude a transmitir, tanto interna como externamente, los valores, tu identidad corporativa, así como aspectos relacionados con la metodología de trabajo, estándares de actuación y la gestión de las tareas diarias.

En cambio las estrategias son como una hoja de ruta. Establecen las formas de llegar a cumplir con las metas y objetivos establecidos en esa política.

Ambas se complementan ya que una política requiere necesariamente de un conjunto de estrategias para ser alcanzada de lo contrario la política no puede ser concretada.

Características de una buena política de empresa

Aunque diseñar una política de empresa, parece algo más propio de las grandes empresas, lo cierto es que cualquier pequeño empresario o autónomo debe diseñarla.

A pesar de que cada negocio debe tener las suyas propias, una buena política de empresa debe cumplir estas características:

  • Objetiva y coherente.
  • Clara y concisa. Sin contradicciones ni ambigüedades.
  • Conocida y visible. Todos los miembros las deben conocer y cumplir.
  • Práctica y basadas en tus objetivos.

Importancia de definir una correcta política de empresa.

Definir y llevar a cabo las políticas de empresa no es tarea fácil. En muchas ocasiones nos encontramos con políticas que:

  • No están claramente definidas.
  • No están alineadas con la visión de la empresa.
  • No son comunicadas o comprendidas por los miembros de la empresa.
  • No desprenden objetivos claros.
  • No son revisadas periódicamente para adaptarlas a los cambios tanto internos como externos.

La política de empresa es una herramienta que puede ayudarte, a consolidar tu proyecto empresarial, diferenciándote de tus competidores, a mejorar la productividad, a aumentar el compromiso y satisfacción de los miembros de tu organización, así como favorecer la realización de tareas y la resolución de incidencias.

 

 

Antonio Guerrero

Imagen: Foto de Negocios creado por pressfoto – www.freepik.es

Compartir:
Últimos artículos

Mejorar nuestro rendimiento

Cuando se tiene un puesto directivo estamos responsabilizados a desarrollar, por nuestra cuenta, ciertas habilidades para ser mejores profesionales y líderes. Una de ellas, obstaculizadas

Exigencias futuras y del presente

La semana pasada publicaron los datos de la encuesta realizada –por la empresa demoscópica 40dB–, sobre la satisfacción laboral de los españoles. Aunque la información

La felicidad en las empresas

Desde hace ya algún tiempo, muchas empresas que apuestan por el valor de las personas y la retención del talento le están dando una vuelta

La función financiera

El objetivo de fundamental de la función financiera en las empresas es ofrecerle a la dirección una información fiable que le ayude a tomar decisiones

Send Us A Message

Ir al contenido