RETOS DE LA GESTIÓN DE PERSONAS

La semana pasada tuve el placer de compartir noventa minutos de charla y debate con alumnos de 4º curso de Relaciones Laborales y Recursos Humanos de la UMA, dentro del Workshops: Gestión Internacional de Recursos Humanos, organizado por las profesoras Ana I. Gaspar y Sofía L. Martínez. Llegar al debate para hablar de mi experiencia en pymes y micropymes, después de que mis antecesoras le contaran las políticas de recursos humanos de IKEA y la ONU, le podía restar atractivo. Pero, estos jóvenes estudiantes, muchos con experiencias laborales presentes y pasadas, demostraron un gran interés, sentido común, y claridad de ideas sobre lo que desean y demandan en sus futuras relaciones laborales.

Para confrontar con las intervenciones anteriores la pregunta a responder era: ¿Por qué las pymes no tienen definida políticas de recursos humanos? Algunas de las revelaciones que alcanzamos fueron que: las personas (los trabajadores) son un mal necesario, no existen procedimientos de gestión, no se explica (con detalle, más allá de la nomenclatura de su puesto de trabajo) a las personas lo que se espera de ellas, tampoco existen planes de formación interna enfocados al desarrollo de competencias y al progreso de los trabajadores, y por ende, de la empresa, no se admite el error, no como sistema, que obviamente no se debe tolerar, sino como parte del aprendizaje, existe poca información y transparencia, y cuesta encontrar la persona adecuada porque se desea alguien que haga las cosas como uno las hace, un mini-yo, y eso suele ser imposible.

Si continuamos con estas dinámicas y no vemos que los jóvenes y no tan jóvenes (con talento) priorizan para elegir trabajo aspectos como la calidad del proyecto a desarrollar, es decir, que les motive, les guste y, se sientan útiles y parte de algo interesante, que puedan conciliar su vida personal y laboral, cierta flexibilidad, una retribución justa y formar parte de una organización con valores, iremos perdiendo competitividad.

Si para grandes empresas, como la mencionada y muchas otras, las políticas de recursos humanos son líneas y prioridades estratégicas, y, están consiguiendo con su buena implementación ventajas competitivas diferenciadoras, qué estamos esperando en las pymes para comenzar a poner el desarrollo de las personas entre nuestras prioridades estratégicas.

Compartir:
Últimos artículos

Mejorar nuestro rendimiento

Cuando se tiene un puesto directivo estamos responsabilizados a desarrollar, por nuestra cuenta, ciertas habilidades para ser mejores profesionales y líderes. Una de ellas, obstaculizadas

Exigencias futuras y del presente

La semana pasada publicaron los datos de la encuesta realizada –por la empresa demoscópica 40dB–, sobre la satisfacción laboral de los españoles. Aunque la información

La felicidad en las empresas

Desde hace ya algún tiempo, muchas empresas que apuestan por el valor de las personas y la retención del talento le están dando una vuelta

La función financiera

El objetivo de fundamental de la función financiera en las empresas es ofrecerle a la dirección una información fiable que le ayude a tomar decisiones

Send Us A Message

Ir al contenido