El sabor que nos une
18 junio, 2017
0

En los últimos tres meses he participado en un programa formativo para empresarios miembros de ‘Sabor a Málaga’ lo que me ha permitido conocer sus inquietudes de hacer mejores empresas, más competitivas y más rentables. Además, he descubierto ‘Sabor a Málaga’, una iniciativa política muy positiva para el desarrollo económico y social de comarcas, y también ha puesto en valor el sector agroalimentario malagueño, configurándose como un pujante sector económico.

La visión del proyecto fue crear un medio que posibilitara el progreso económico de las comarcas a través del desarrollo de las empresas y productos locales, la innovación y creación de nuevos productos y empresas, para lo que había que promocionarlos dentro y fuera de la provincia, y potenciar la comercialización ayudando a abrir nuevos canales como las grandes superficies y el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías)

Los resultados parecen que avalan la iniciativa. Desde 2012 se han creado más de 200 nuevas empresas, un crecimiento cercano al 40%, más de 300 puestos de trabajo, siendo unas 80.000 familias las que dependen económicamente de empresas adheridas a ‘Sabor a Málaga’. En la promoción de los productos a nivel local, según un estudio elaborado por la Cátedra ‘Sabor a Málaga’ de la UMA, más del 85% de los ciudadanos de la provincia conocen ‘Sabor a Málaga’ y en consecuencia la gran variedad y calidad de los productos, incrementándose la sensibilización para consumir los productos agroalimentarios de Málaga. Para la promoción en el resto de España e internacionalmente, se ha facilitado a las empresas su presencia en ferias internacionales y misiones comerciales que van dado sus resultados ya que las exportaciones aumentaron en 2016 un 21% respecto al año anterior.

Respecto a la apertura de nuevos canales cada vez podemos ver más productos malagueños en grandes superficies –gracias a acuerdos, convenios y campañas–, aparte de las tiendas tradicionales, así como en el canal HORECA, en el que, según los datos del estudio antes mencionado, el 97% de las empresas de este canal ya trabajan con productos malagueños.

Parece que no hay duda del crecimiento y revulsivo que ‘Sabor a Málaga’ ha supuesto en el sector agroalimentario malagueño. Éste ha ganado mucho y se ha creado conciencia de algo muy importante, que los productos que se producen en nuestra tierra se procesen aquí, que se cree una industria de transformación. Estamos en el camino de convertir productores en empresarios. Pero como esto no puede parar, el gran reto para los próximos años será que las empresas ganen dimensión –más del 70% son microempresas con menos de 10 trabajadores y facturación anual inferior al millón de euros–, y sabemos que con mayor dimensión se gana productividad, disminuye la mortandad, aumenta la capacidad de exportar y el presupuesto para invertir en I+D+i. Esperemos que sea cuestión de tiempo, buenas políticas y mejores intenciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.