Cómo seducir inversores
16 abril, 2018
0

Aprovechando que esta semana se ha celebrado el Foro Ser Emprendedor, en el que entre otros temas se tratado la inversión de business angel, y estando absolutamente de acuerdo en que pueden jugar un importante papel en el desarrollo de proyecto de emprendimiento, si me gustaría transmitir a los emprendedores que ni todas las empresas son invertibles, ni todos los momentos son los adecuados. Para que sea invertible es importante que el proyecto sea más que un negocio, es decir, que traspase el autoempleo y tenga verdaderas opciones de un alto crecimiento. Sin esta posibilidad podemos hablar de una empresa rentable pero no invertible. Y sobre los momentos, como mínimo será necesario tener el producto mínimo viable, aunque las más de las veces será necesario tener las primeras ventas.

Dichas estas premisas planteo algunas recomendaciones para seducir un business angel:

  1. La mejor financiación es tener clientes. Encontrar un inversor nunca puede ser el objetivo. Podemos montar una empresa y tener éxito sin business angels pero nunca sin clientes. Estos son los que de verdad tienen que financiar la empresa, además tener las primeras ventas da mucha confianza a los inversores.
  2. Conoce el ecosistema inversor. Cada momento del ciclo de vida empresarial requiere una modalidad de financiación, y anterior a los inversores privados están las diferentes líneas de subvenciones, préstamos participativos de entidades públicas, premios, etc….
  3. Invierte en tu empresa. Si además de implicarte no te comprometes no pretendas que otros lo hagan. Destina tus ahorros, entrámpate con el banco, déjalo todo por tu proyecto, obsesiónate con él. Si no es así, ¿cómo convencer a otros para que inviertan su dinero?
  4. Calcula exhaustivamente para qué quieres cada euro que pides. Un inversor no paga sueldos, invierte para hacer creer el negocio, para su desarrollo, en software, entrar en nuevos mercados, campañas de marketing que incentiven las ventas, y les gusta y tranquiliza conocer para qué se destina su inversión.
  5. Ficha un buen equipo. Con la preparación académica adecuada, experiencia profesional útil, que cubra las áreas claves del negocio y con capacidad de ejecución. Pero además debe existir sintonía personal del equipo, con motivaciones personales que vayan en la misma dirección y situaciones vitales parecidas.
  6. Valida tu producto. Las previsiones de ventas no son importantes (el papel lo aguanta todo), son más importantes los datos reales. Aunque sea una pequeña muestra, esta validación ofrece mejor, más información y más credibilidad.
  7. Nunca diga que no tiene competencia. Seguro que por lo menos existirán productos sustitutivos o similares. Si no encuentras nada es que no has buscado lo suficiente.
  8. Conozca las métricas del negocio. Cada negocio tiene una forma de medir sus resultados: conversión, likes, recurrencia, etc… También debemos saber las métricas internas de eficiencia, margen, lo que cuesta conseguir un cliente, su ingreso medio, el coste de producir, etc..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.